Orientación, manejo y control del comportamiento y la ansiedad dental

Bienvenido!

Para realizar un tratamiento dental de manera eficaz es importante mantener al menor lo más tranquilo y cooperador posible. Dentro de los principales objetivos del control de conducta se encuentran: facilitar la ejecución de maniobras dentro de la boca, controlar los movimientos del menor, disminuir la posibilidad de eventos adversos (como lesiones transoperatorias) y ofrecer mayor comodidad de trabajo para el odontólogo y su personal.

El estrés e incertidumbre que se genera en los niños durante un tratamiento dental es evidente, pudiendo provocar diferentes tipos de respuesta conductual ante un tratamiento determinado.

Tipo 1

Rechaza el tratamiento, grita fuerte, es temeroso, muestra negatividad extrema.

Tipo 2

Difícilmente acepta el tratamiento, no coopera, presenta actitudes negativas y se muestra renuente.

Tipo 3

Acepta el tratamiento cautelosamente, muestra voluntad para seguir órdenes.

Tipo 4

Presenta buena relación con el odontólogo, se muestra interesado en el tratamiento.

Más tratamientos

Ortodoncia preventiva

Cirugía oral pediátrica

Odontología estética y restauradora

Ortopedia funcional y maxilofacial